Peelings médicos

El peeling médico es procedimiento útil para mejorar el aspecto de la cara u otras partes del cuerpo como el escote o los antebrazos, entre otros. Se basa en estimular la renovación de las capas superficiales de la piel para que sean sustituidas por otras nuevas de mejor calidad, con menos manchas y arrugas, y mejor textura, obteniendo una piel renovada y lisa de aspecto más joven y luminoso. Existen diferente tipos de peelings médicos: físico o químico. Es el médico especialista quien debe orientar cual es el más adecuado en función de la valoración del estado de la piel, así como de los beneficios que se pretende conseguir: aumento del colágeno y elastina de la piel, disminución de las arrugas, aclarado o eliminación de manchas, reducción de la cantidad de grasa y bacterias en la superficie de las pieles acneicas, mejora de las cicatrices de acné o varicela, etc.

Aunque el peeling está indicado en casos de envejecimiento cronológico, fotoenvejecimiento y para el tratamiento de manchas y de acné, también puede emplearse en personas sin ninguna patología, simplemente con el fin de mantener una piel sana, lisa, tersa, luminosa y libre de impurezas. Por tanto, el resultado del peeling es una piel renovada, de aspecto joven y con una mejora extraordinaria en su textura.

Si tienen alguna duda, solicite una cita gratuita de asesoramiento médico en nuestro centro.


Ordenar por

0 artículos